¿ES SEGURO ENTRENAR CON ELECTROESTIMULACIÓN?